¡La felicidad! La añorada felicidad. Se convierte casi en una imposición social por esto días.

La palabra ‘felicidad‘, del latín felicitas, hace referencia al estado de ánimo placentero que sentimos cuando estamos disfrutando de un buen momento, cuando hemos logrado aquello que deseábamos o, sencillamente cuando nos encontramos satisfechos.

¡Debes ser feliz!, es la instrucción que recibimos desde los medios de comunicación, la publicidad, las estrategias de mercadeo, los círculos sociales, laborales y educativos y, como si fuera poco, desde las redes sociales. Sin embargo; es importante que nos sentemos a reflexionar un poco del verdadero sentido, el significado de la felicidad y su realidad en nuestra historia.

La felicidad es una emoción primaria, producida en nuestro cerebro por la liberación de sustancias como las endorfinas, dopamina, serotonina y la oxitocina. Estas sustancias hacen parte de nuestro sistema nervioso y endocrino y se convierten en un mecanismo de supervivencia, debido a que cuando algo es placentero el cerebro busca repetir la experiencia. Por ejemplo, el acto sexual es placentero, de lo contrario no buscaríamos repetirlo y la prolongación de la especia estaría en peligro.

Para que exista la felicidad, o lo que deberíamos llamar “momentos felices”, deben existir también los malos momentos; las situaciones en que podemos ser infelices, o como se conocen coloquialmente: “los tragos amargos”.  De lo contrario, ¿cómo lograríamos distinguir un estado placentero de uno que no lo es?

Ante cualquier situación de dificultad, que podríamos llamar “infeliz”, estamos frente a una lección que debemos aprender, para no repetirla. Los momentos desagradables en muchos casos son las situaciones que nos hacen daño. De tal manera, que como una acción básica de supervivencia deberíamos evitar las situaciones dañinas. Un ejemplo cotidiano es la situación de resaca o guayabo. Si experimento los síntomas asociados al consumo excesivo de bebidas alcohólicas, que no son para nada agradables, es porque nuestro cuerpo nos está enviando un mensaje sobre el daño que se le está causando. ¿Lo razonable entonces sería repetir a borrachera? Tal vez no, ¿verdad?

Es decir, que detrás de cada situación difícil, contradictoria, dañina, triste o amarga, podemos tener importantes lecciones que contribuirán a mejorar nuestro sistema de aprendizaje, nuestra madurez emocional y por lo tanto permitirá que evolucionemos como seres humanos.

La idealización y sobre estimación de la felicidad nos ha convertido en personas intolerantes al fracaso, a la pérdida, y peor aún, nos incapacita para aprender las lecciones propias de los malos momentos. El verdadero objetivo debe ser la constante búsqueda del bienestar, que tiene grandes diferencias con la felicidad y que se convierte en un factor protector a largo plazo. Los momentos felices son efímeros: instantes en los cuales se obtienen satisfacciones y estados placenteros pero que tienen la tendencia a desaparecer. Por ejemplo, un ascenso en el trabajo causará gran felicidad, pero transcurrido un mes ya será parte de nuestra rutina. De manera contraria, aquello que inteligente y concienzudamente planeé y ejecuté en pro de mi bienestar con el aumento salarial propio del ascenso, contribuirá a largo plazo con este objetivo. De esta manera, los estados de bienestar serán más prolongados incluso ante situaciones adversas como la enfermedad y la pérdida de un ser querido o de algo material.

Ya en otra entrada trataremos a fondo el tema del bienestar, pero por ahora, la invitación es a: valorar los malos momentos como grandes escuelas, reflexionar, aprender y aplicar los conocimientos adquiridos de los malos momentos o las situaciones difíciles para obtener mejores estados de bienestar y aportar a nuestros seres queridos y sociedades como seres humanos en constante evolución.

Carolina Hernández

Carolina Hernández

Autor

REGISTRATE!!

REGISTRATE!!

Recibe la mejor información que mejora la calidad de vida para ti y tu familia, eventos y promociones que tenemos exlcusivamente para ti.

You have Successfully Subscribed!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?