¿Siempre cansado?

En los últimos años, cada vez es más frecuente escuchar en consulta las manifestaciones de nuestros pacientes con respecto al cansancio y el estrés laboral. Sin embargo, solo durante los últimos 20 años y después de numerosos estudios e investigaciones se ha logrado tipificar el “síndrome del burnout”. Este se caracteriza por ser un trastorno emocional vinculado al ambiente laboral, el estrés laboral y el estilo de vida del empleado. Y aunque inicialmente las manifestaciones, malestar e incidencias solo se presentan en el ambiente laboral, con el tiempo afectará todas las áreas del individuo.

¿Por qué ocurre?
Usualmente las causas se remiten al entorno laboral y el estrés en el trabajo, sin embargo, también se debe tener en cuenta la capacidad de adaptación del individuo, su tolerancia a la frustración y sus herramientas para enfrentar los retos de la vida laboral moderna. Por lo tanto, el síndrome del burnout no es atribuible solamente al entorno laboral, aunque si tiene una fuerte asociación, sobre todo con las exigencias excesivas dentro del entorno laboral o incluso las exigencias individuales de los profesionales en las empresas.

¿Qué señales debo detectar?
Ya sea usted empleado o empresario debe estar atento a algunas señales de alerta, ya que, a manera personal, llegar al límite en términos de estrés laboral afectará radicalmente su calidad de vida y relaciones interpersonales, pero en el caso de ser empresario, no hay nada más contraproducente para una organización que una fuerza laboral afectada emocionalmente, lo que sin duda ocasionará consecuencias en su  ambiente laboral y productividad general.
Por tal razón, debemos estar muy atentos a:

  • Sentimiento de agotamiento, fracaso e impotencia.
  • Baja autoestima.
  • Poca realización personal.
  • Estado permanente de nerviosismo.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Comportamientos agresivos.
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Insomnio.
  • Bajo rendimiento.
  • Ausentismo laboral.
  • Aburrimiento.
  • Impaciencia e irritabilidad.
  • Comunicación deficiente.
  • Exceso de tiempos muertos.

¿Qué hacer si se detecta alguna o varias señales de alerta?
Ante cualquier señal de alarma, no se debe dudar en buscar ayuda. Ya sea solo para descartar, o para confirmar las sospechas e iniciar tratamiento. La peor decisión siempre será omitir, negar o restar importancia a las manifestaciones que presente cualquier persona.

Si no se da el manejo, diagnóstico y tratamiento adecuado, el síndrome del burnout puede desencadenar trastornos depresivos o de ansiedad. Lo que sin duda disminuye las capacidades sociales, cognitivas y  uncionales de las personas.

¿Cómo prevenir?
No debemos olvidar, que la primera medida es la prevención, a nivel individual las personas deben ajustar sus expectativas, buscar canales de comunicación, incluir metas realistas y hacer un balance general de su situación laboral y las empresas deben evaluar constantemente las situaciones generadoras de estrés en las compañías, y tomar las medidas correctivas para evitar el desborde de las mismas, proveer herramientas  necesarias para la realización de funciones y trabajar en la comunicación permanente con los empleados.

Carolina Hernández Muñoz
Directora Comercial y de Mercadeo
1
Hola ¿como podemos ayudarte?
Powered by
REGISTRATE!!

REGISTRATE!!

Recibe la mejor información que mejora la calidad de vida para ti y tu familia, eventos y promociones que tenemos exlcusivamente para ti.

You have Successfully Subscribed!